quinta-feira, 9 de março de 2017

TEOLOGÍA CRISTIANA DE TIEMPO FINAL.




Nuestro estudio de la existencia de Dios el Padre tiene el fundamento de la Biblia cristiana como el testimonio de Jesucristo. 


Para saber quién es Dios el Padre, debemos conocer el testimonio de Jesucristo. El testimonio de Jesucristo dice que debemos amar a nuestros amigos y nuestros enemigos. Por lo tanto, siempre hay que prefieren morir antes que matar a otros seres humanos, ya sean amigos o enemigos.
Aquí está el fundamento bíblico: "Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Mas yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os calumnian y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos..." Mateus 5:43-45Lucas 6:27-38Marcos 12:30,31João 13:34,35; "No debáis a nadie nada, sino amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, cumplió la ley. Porque: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; no codiciarás: y si hay algún otro mandamiento, en esta palabra se resume: Amaras a tu projimo como a ti mismo." Romanos 13:8,9Gálatas 5:14.
Y quién es mi prójimo? Lucas 10:29. In this question we have a big problem.
Porque así lo habían aprendido los israelitas: Oye, Israel: el SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR uno es . Y amarás al SEÑOR tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todo tu poder. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y acostado en la cama, y levantándote; y has de atarlas por señal en tu mano, y estarán por frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus portadas. Deuteronômio 6:4-9.
Jesús confirmó estas palabras: Y Jesús le respondió: El principal mandamiento de todos es : Oye Israel, el Señor nuestro Dios; el Señor uno es. Amarás pues al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todo tu pensamiento, y de todas tus fuerzas: este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y que amarle de todo corazón, y de todo entendimiento, y de toda el alma, y de todas las fuerzas; y amar al prójimo como a sí mismo, más es que todos los holocaustos y sacrificios.Marcos 12:29-33.
Pero ¿quién es mi prójimo? Lucas 10:29.
Porque el que habló a Moisés dijo: "Y habló el SEÑOR a Moisés, diciendo:
Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el SEÑOR vuestro Dios." ...Levítico 19:1,2 ; ...No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo; mas amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el SEÑOR. Levítico 19:18.
Para los hijos de Israel prójimo eran miembros del pueblo de Israel.
¿Y los enemigos? Los enemigos deberiam serem exterminados. "La habitación de Dios es eterna, y debajo de brazos eternos; el echará de delante de ti al enemigo, y dirá: Destruye. Deuteronômio 33:27; para que él eche a todos tus enemigos de delante de tu presencia, como el SEÑOR ha dicho. Deuteronômio 6:19; que el SEÑOR vuestro Dios anda con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros."Deuteronômio 20:4.
Lo que Jesús confirmó: "Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo". Mateus 5:43.
Pero Jesucristo modificado: "Mas yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os calumnian y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos" Mateus 5:44,45.
Y así los sentidos de ellos se embotaron; porque hasta el día de hoy les queda el mismo velo no descubierto en la lección del Antiguo Testamento, el cual en Cristo es quitado. 2 Coríntios 3:14.
Pero lo que fue la determinación de Dios Padre?
"Y vino una voz de la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; a El oíd."Lucas 9:35Marcos 9:7Mateus 17:5 ; 2 Pedro 1:17.
Quem tem o Filho, tem a vida; quem não tem o Filho de Deus, não tem a vida. 1 João 5:12; Quem crê no Filho tem a vida eterna; já quem rejeita o Filho não verá a vida, mas a ira de Deus permanece sobre ele". João 3:36.
Por lo tanto, todos aquellos que están apoyando al gobierno procedentes de la Ira de Dios. La guerra de las naciones. El día de la venganza de la ira de Dios. Desobedeció a Dios el Padre negó a Jesús Cristo y se rindió a la ira de Dios, a saber: SATANÁS.
"El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene vida.1 João 5:12; El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que al Hijo es incrédulo, no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él." João 3:36.
Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora es hecha en el cielo salvación, y virtud, y Reino de nuestro Dios, y potencia de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos es ya derribado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por la sangre del Cordero, y por la Palabra de su testimonio; y no han amado sus vidas hasta la muerte.
Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros, teniendo gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Apocalipse 12:10-12.
¡Cristiano! No participéis de la confusión de la ira de Dios. No se involucre en violencia o movimientos de guerra. Prefiero morir que matar.
Y llamando a la multitud con sus discípulos, les dijo: Cualquiera que quisiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su madero, y sígame. Porque el que quisiere salvar su vida, la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí y del Evangelio, éste la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Marcos 8:34-37.
YO SOY la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. João 11:25
Porque para mí el vivir es Cristo y el morir, ganancia. Filipenses 1:21.

Nenhum comentário:

Postar um comentário